Noticias

Losilla: el último terreno de Dominio De la Vega, ejemplo de viñedo antiguo

By 4 julio, 2018 No Comments

Siempre decimos que llevamos muy dentro de nosotros a Dominio de la Vega y esto es algo que expresamos con total convencimiento. Nuestro amor empieza en las raíces del viñedo y en la forma que tenemos de tratar el terreno. Trabajamos de forma sostenible llevando a cabo técnicas que no son resulten agresivas con el terreno y buscamos recuperar aquellos viñedos antiguos. De hecho, este es uno de nuestros objetivos desde hace mucho tiempo.

Recuperar viñedos antiguos. ¿ Por qué lo hacemos?

  
Pregunta fácil y compleja al mismo tiempo. Para dar una explicación, haremos un símil en el que compararemos al viñedo con nosotros mismos, las personas. Cuando somos adolescentes o muy jóvenes, las personas pensamos en expandirnos, reproducirnos… y, sin embargo, cuando nos hacemos adultos alcanzamos un grado de maduración que, en ocasiones, suele ser muy bueno y que suele venir acompañado de un descenso en cuanto a la expansión y a las ganas de reproducirse.

Esta sería la forma en la que se comporta el viñedo. Cuando un viñedo es joven da mucha producción, genera mucha uva y, sin embargo, cuando el viñedo es antiguo tiene un grado de maduración muy positivo pero produce menos uva. Lógicamente, si hablásemos en términos económicos, los viñedos jóvenes podrían ser más rentables que los antiguos. El motivo parece claro: “a priori” podríamos recoger mayor cantidad de uva y con ella elaborar más botellas de vino.

 

Sin embargo, como siempre decimos, nuestro objetivo es el de interpretar correctamente a las uvas y unos viñedos y otros pueden ser muy valiosos en tanto en cuanto seamos capaces de interpretar la uva y elaborar un vino que vaya acorde con lo que nos da la naturaleza.

 

Por tanto, para nosotros, conservar y mantener los viñedos antiguos es una de las piezas fundamentales de nuestra forma de hacer las cosas.

Nuestra última adquisición tiene 114 años de historia

  
Y así es como en enero de 2018 decidimos apostar por un viñedo más que centenario en nuestra comarca, Requena-Utiel. Se trata de “Losillas”. Ni más ni menos tiene 114 años de historia. Su antiguo propietario era un señor mayor que puso algunos requisitos en la venta de su propiedad. Por un lado, que se conservaran aquellos viñedos que le habían acompañado durante toda su vida y que, de alguna manera, pudiera participar en la época de la vendimia. Y, cómo no podía ser de otra forma, los dos requisitos han sido y serán cumplidos por Dominio de la Vega.

Y, ¿cómo hacemos para recuperar el viñedo antiguo?

  
Tal y como podréis ver en el vídeo que hemos compartido en nuestro canal de Youtube, nuestro enólogo, Daniel Expósito, nos cuenta que es importante hacer una labor de recuperar el viñedo y de enfocarlo para el uso que se le quiere dar pero que este proceso lleva su tiempo y que se ha de ser respetuoso con lo que ofrece la naturaleza que siempre es sabia.
Losillas es un terreno más arcilloso que La Muela, uno de nuestros Terroir más reconocidos. Tiene una extensión de terreno de 4 hectáreas y media y es un terreno franco lo que significa que la vid, por regla general, no presenta injertos. Losillas es una extensión de terreno certificada como ecológica y que se prepara ahora para la primera vendimia con Dominio de la Vega.

¿ Y qué vino crearemos con la uva que recojamos en Losillas?

  
Eso, de momento, es toda una incógnita. Todo comenzará un poco antes de la vendimia. Nuestros expertos llevarán a cabo el proceso del muestreo de uvas. Para ello, escogerán una muestra que pueda ser representativa de toda la parcela, aproximadamente con 1 kilo de uvas sería suficiente. Cuando llegue ese momento serán nuestros expertos los que determinen los datos analíticos de la uva: acidez, color, azúcar que presenten y, lo más importante, el sabor que tienen esas uvas; es decir, la cata “gustativa”.
Evidentemente, será un proceso largo, muy interesante y que esperamos poder contaros.