“Arte de elaborar y transmitir historias con carácter y raíces en vinos y cavas de edición limitada”

“La excelencia, es el arte que se alcanza a través del entendimiento y el hábito”

“La finalidad del arte es dar cuerpo a la esencia secreta de las cosas”

Quiénes somos

 

Dominio de la Vega es una bodega familiar en la que elaboramos vinos y cavas de altísima calidad. Nuestra aventura se inició en 2001 con un grupo de personas expertas que procedían tanto del mundo de la agricultura como del mundo de la bodega.

Quizá es por ello por lo que Dominio de la Vega se caracteriza por tener un grupo humano con grandes valores:

  • Respeto por el terreno. Nuestra producción es sostenible y evitamos cualquier tipo de tratamiento agresivo para los viñedos.
  • Respetuosos con el producto. Atendiendo a nuestra materia prima siempre y teniendo claros cuáles son tus gustos como cliente.
  • Recuperamos viñedos antiguos: Muestra de nuestro respeto por el entorno. Nuestra última adquisición es un viñedo de más de 100 años de historia que estamos recuperando.
  • Producciones limitadas: Solo lo mejor de cada añada y de cada parcela. Aquello que garantice la mejor calidad de nuestros productos.
  • Recuperar la variedad autóctona: Fuimos pioneros en trabajar con la variedad Bobal. Gracias a ello, tenemos el mejor Bobal de 2018 “Paraje Tornel”.
  • Invertir en I+D:  Vivimos constantemente pendientes del cielo y sabemos que la Investigación y el Desarrollo son claves en un sector como el nuestro.
  • Profesionalidad indiscutible: La firma de nuestro enólogo, Daniel Expósito, nos hace reconocidos a nivel nacional e internacional.

Arte de Raíz

Terroir

LA IMPORTANCIA DEL TERRUÑO

Nuestra bodega se encuentra en la comarca Requena-Utiel en Valencia. Hace más de 2.500 años se cultivaban viñedos en esta zona.
La influencia mediterránea por estar a 70 km del mar y el clima continental hacen que esta tierra sea idónea para el cultivo de la vid. Prueba de ello son nuestros “terroir”

La Vega

Macabeo. Frescura y ligereza

Suelos arcillosos, fértiles, que dan como fruto las uvas de Macabeo de gran frescura y concentración ligera que son idóneas para nuestros base cava.

Nuestro nombre, Dominio de la Vega, debe su nombre a situarse frente a La Vega por la que discurre el río Magro.

El Pinarejo

Chardonnay. Gran aroma y equilibrio

Hemos encontrado registros en los que este terroir ya había sido bautizado bajo el nombre de “Pinarejo” desde hace 300 años. Aquí destacan los suelos calizos con una cubierta de cantos rodados.

De aquí entresacamos los mejores aromas y equilibrios para la base cava de Chardonnay.

La Muela

La Bobal. Esencia pura del terroir

Suelos arcillosos-calcáreos, de profundidad media y con bobales que, en su mayoría, tienen más de 50 años y que representan nuestro cariño por los viñedos antiguos.

La Muela es nuestra seña de identidad en la variedad Bobal.

Arte de Carácter

Orígenes

Los fundadores de Dominio de la Vega, han querido transmitir la experiencia de 35 años entre viñas y su responsabilidad con la región. Respeto, Emprendimiento y Compromiso, les definen y se reflejan en su lucha por la apertura de la DOP CAVA a toda la comunidad de viticultores de su tierra.

Perteneciente a la D.O.P. Utiel-Requena y ubicada entre viñas, en la Casa-Bodega del Conde de Villamar (S.XVIII), sus trullos y depósitos guardan el silencio y abrigo para elaborar sus caldos.

DV se ha ganado un lugar destacado entre las bodegas de prestigio a base de excelencia e I+D+I. Sus vinos y cavas están elaborados de forma tradicional, persiguiendo la esencia y apostando por la personalidad del terroir, solo con lo mejor de cada añada y parcela, a partir de variedades autóctonas como la uva Bobal cultivada en viña añeja y que adquiere un protagonismo especial en sus vinos, con el objetivo de obtener elaboraciones únicas y limitadas.

Arte de Pasión

Daniel Expósito
Fundador y Director Técnico y Creativo

Firmemente guiado por su compromiso con la verdad del producto, la tierra, el viticultor y los orígenes, así como con el I+D+I y la sostenibilidad. Siente que el vino o cava, debe ser vida, tiempo, risas y miradas cómplices que marcan nuestro recuerdo.

Termina Viticultura y Enología en la Escuela de Viticultura y Enología de Requena con el gran Félix Jiménez. Completándolos con especializaciones y masters, hasta 2009.

Trabaja en diversas bodegas (Alemania, Sant Sadurní, etc) y en 1995 es nombrado Director Técnico-Enólogo en Torre Oria. Funda Pagos de Molino, embotellando el primer Bobal 100% de calidad reconocida internacionalmente (1999).

Realiza labores de consultoría y dirección técnica-creativa en Vinarasa Vinícola (2001 a 2003) hasta que se funda DV, donde sus elaboraciones han adquirido máxima madurez y reconocimiento, como el Platino en Decanter (2017) de Finca La Beata. Es Miembro del Comité Cata DO Cava Villafranca del Penedés (único enólogo-sumiller no catalán).La vida de Daniel es olor a roble y fermento. Es Familia y Orígenes.

Arte de Experiencias

Elaboraciones

Dominio de la Vega, no solo elabora vino y cava, es arte de contar historias, de transmitir sensaciones, es compartir un momento, un presente que vivimos, disfrutamos y sentimos con quienes amamos.

Es materialización de esencia, de conocimiento, a través de respeto y reflexión en el silencio de la bodega, en la oscuridad de la rima, de exaltación de las uvas. Es expresión de qué y cómo queremos vivir, y cómo deseamos compartirlo.

Numerada y firmada por Daniel Expósito, cada botella de cava indica su fecha de degüelle y añada, y desde 2002 todo cava de Dominio de la Vega, es Cava Reserva.

Es compromiso de empresa por la excelencia, por las personas, por qué futuro se lucha, lo que se refleja en cada nuevo cava o vino, sujeto a nuestro propio tamiz de valores, que solo se transforma en poroso, cuando el producto es “verdad”, es Dominio de la Vega.

Premios & Reconocimientos

Los vinos y cavas de Dominio de la Vega son prestigiosamente reconocidos